Publicado el por en Bogotá.

La fundación Azul Bogotá, famosa por defender las políticas del Alcalde Peñalosa al mejor estilo de los simpatizantes del ex-alcalde Petro, salió al paso esta mañana a los reclamos de la ciudadanía por el mal servicio, hacinamiento y contaminación del sistema de transporte masivo de la capital.

En un comunicado firmado por su director Andrés Villamizar, la mencionada fundación enumeró los problemas que se derivarían de un eventual cambio del sistema basado en buses, argumentando, entre otras cosas, que acabar con el sistema, dejaría desamparadas a miles de cucarachas que tienen su residencia dentro de los articulados.

El comunicado en mención dice:

“Los egoístas que piden un sistema de transporte masivo diferente a Transmilenio, no son conscientes de los estragos que sufriría la ciudad. Como primera medida, el consumo de diesel se reduciría notablemente dejando a los distribuidores de combustible sin trabajo, sin contar el perjuicio causado a las petroleras. Por otro lado, un sistema eléctrico como tranvía haría que se usara más energía eléctrica secando los embalses y volviendo al racionamiento, y finalmente la desaparición de los articulados dejaría sin hogar a miles de cucarachas que tienen su hogar dentro de los buses. Es por eso que toda ciudad con mas de 8 millones de habitantes debería tener un sistema de transporte masivo basado en buses, preferiblemente marca Volvo, así como un alcalde alto, barbudo, sin doctorado, buen mozo y cuyo apellido preferiblemente comience por “Peña” y termine en “Losa”. Esperamos que el peso de los argumentos se imponga sobre el pupulismo.”

Ante nuevas críticas de la ciudadanía al conocer el contenido del comunicado, Villamizar manifestó que estamos en democracia y hay que ser tolerantes con las opiniones de los ignorantes comunistas, mantecos amigos de Petro.

Comentarios

Comentarios