Publicado el por en Entretenimiento, Salud y bienestar, Tendencias.

Un estudio exprés que llevó a cabo el Dane la semana pasada confirmó de manera oficial lo que la inmensa mayoría de colombianos ha podido constatar en su cotidianidad: el país ya está en Semana Santa.

“Una de las muchas cosas que hacen única a Colombia es la ansiedad vacacional, un síndrome que se expresa en una excesiva y precoz concentración mental en temporadas vacacionales venideras que afecta de manera severa la productividad”, explica el subdirector (e) de la oficina de cifras de ocio y actividades lúdicas de la entidad.

“En pocas palabras, desde agosto ya todo el mundo está pensando qué hará en diciembre; desde enero echa globos con qué hará en semana santa; desde abril, qué hará en San Pedro y San Pablo y desde julio, qué se inventa para la semana de receso de octubre. Aquí hay que señalar la particularidad del caso barranquillero, ciudad que entra en precarnaval el miércoles de ceniza y bueno, ajá”.

La investigación en cuestión pudo constatar que 94.6% de los colombianos dedican 7.4 horas de su jornada laboral por estos días a divagar con las vacaciones como tema central. “Y no hacen más ná, como dice la canción”, añade el funcionario. Asimismo, asegura que las dos semanas que aún restan para la esperada pausa “son más bien de protocolo, no esperen gran cosa, es que hasta la firma del acuerdo con las Farc se empantanó. Eso fue el día de febrero en que vieron que ya venía semana santa y hubo consenso en la mesa sobre que ‘eso ya mejor dejarlo para después de Semana Santa'”.

“Tenemos un índice muy alto de reuniones, comités, lanzamientos de estrategias a las que se les aplicó esa misma fórmula, incluso desde el 6 de enero. Para que se hagan a una idea: 9.6 de cada diez actividades laborales de este tipo han sido ya objeto de aplazamiento con esa excusa”.

El informe fue de muy buen recibo en la Dimayor, donde, eufóricos, planean para mañana lunes anunciar un aplazamiento en bloque de todos los partidos programados -incluidos los ya aplazados, es decir, tendremos metaaplazados- para las próximas tres semanas.

Comentarios

Comentarios